ATENTOS AL SEGURO DEL COCHE.

0

carrojo

Con frecuencia, se dice que el número de la mala suerte, es el trece. Si de seguros hablamos, el verdadero número de la mala suerte, es el cinco. Porque cinco son los lados del coche, y por tanto, cinco franquicias las que se deben pagar si uno decide pintarlo. Eso es lo que le pasó a Gerardo.

Gerardo tiene un coche precioso, pero tiene el feo defecto de no cuidar nada sus cosas; su vitrocerámica tiene un matón, sus muebles están llenos de raspones, tiene  cazuelas quemadas, marcas de vasos en las mesas y el bajo de las cortinas descosido… es un dejado, y con el coche no hace excepciones. Apenas tres meses después de comprarlo, su precioso coche rojo tenía ya pequeñas rayas aquí y allá por aparcar como Rompetechos, “de oído”.

“Qué más da, si lo tengo a todo riesgo”, solía decir, y cuando no faltaba mucho para renovar la póliza, decidió dar un parte para que se lo pintaran enterito, pero el chasco mayúsculo se lo llevó cuando le dijeron que para pintar el coche, no bastaba un parte, sino que era preciso dar un parte por cada lado del coche que se arreglase: por lo que tenía que dar cinco partes (algo que afectaría a la bonificación, porque son partes que se hizo él mismo)… y pagar cinco franquicias. Gerardo recordó aquélla vez que llamó a su madre para decirle lo guapa que era y lo mucho que la quería, y ella le contestó que si no sabía quitar el requemado de la olla, que aprendiese, y le tocó despellejarse los dedos con el estropajo de metal y encima acabó comprando una olla nueva… esto, era similar. Y eso le pasaba por no saber cuidar de sus cosas.

Moraleja: Para no pegarte un guantazo en la frente, recuerda que la franquicia es para gente prudente.

Busca el mejor seguro para el coche en nuestro comparador de seguros.

http://www.segurosbroker.com/

Deja un comentario (al hacerlo el usuario consiente el envio de comunicaciones comerciales por parte de Segurosbroker. ver: Advertencias Legales )