¿Deberíamos asegurar nuestra biblioteca de casa?

1

En algunos casos y por cuestiones profesionales, coleccionismo o herencia familiar, podemos coleccionar en nuestra vivienda una buena biblioteca particular.

¿Pero sabemos si nuestra biblioteca está bien asegurada?

Cualquier siniestro que sufra nuestra vivienda, estará cubierto bajo el seguro de hogar que previamente hemos contratado, ¿pero si el siniestro afecta a nuestra biblioteca, tendríamos la misma certeza de que seríamos indemnizados acorde con el valor real de los libros que hayan podido resultar afectados?.

¿Podríamos considerar un libro como un objeto de valor?

Para ser considerado un libro como un objeto de valor, este ha de tener a nivel individual el valor económico que se establezca como mínimo en el seguro de hogar que tengamos contratado. El valor económico para ser considerado objeto de valor, difiere en función de la compañía de seguros, pudiendo pasar de 2.000 a 4.000 euros.

Por ello, salvo excepciones, los libros no pueden ser considerados objetos de valor.

Ahora bien, asegurar una biblioteca de 3.000 libros, a modo de ejemplo, puede salir a un precio elevado si se considera exclusivamente como más contenido.

En los seguros de hogar, la reposición de los bienes siniestrados se aplica a valor a nuevo, esto complica la valoración de un libro, puesto que en muchos casos pueden estar descatalogados o ser piezas de coleccionista y solo recuperables, en ocasiones, a través del mercado de viejo.

¿Que valor debemos aplicar a los libros como bienes de seguro?

En primer lugar debería analizarse la tipología de los libros que contiene la biblioteca a efectos de clasificarla. No es lo mismo un libro especializado que una novela, como tampoco lo es un libro de autor o con grabados que una simple edición normal.

Un libro no puede valorarse en función del valor sentimental o del precio de adquisición que tuvo en su día para su propietario, sino simplemente en base al precio actual de mercado, considerando incluso el precio que pudiera tener en el mercado de segunda mano como valor de reposición.

La decisión última, es que no pueden considerarse todos los libros iguales, tampoco aplicarles un valor global, debe tratarse cada uno como una obra única y en función de su especificidad, darle un valor, la suma de los libros valorados de manera individualizada será el más capital de contenido que deberemos sumar en el seguro.

Ya sabes que a la hora de contratar un seguro de hogar en Segurosbroker estamos a tu disposición para ayudarte a elegir el mejor y con las mejores condiciones y coberturas.

1 comentario

  1. Pingback: ¿Deberíamos asegurar nuestra bibl...

Deja un comentario (al hacerlo el usuario consiente el envio de comunicaciones comerciales por parte de Segurosbroker. ver: Advertencias Legales )