El mantenimiento del coche antes de las vacaciones.

0

Los viajes de vacaciones en nuestro coche son una manera cómoda y económica de realizar un viaje en compañía de nuestra familia o amigos aunque no debemos olvidar que el mantenimiento del vehículo es una de las partes fundamentales para que el viaje sea un éxito.

Tenemos que recordar que los servicios de asistencia en carretera de las compañías de seguros, suscritos de manera conjunta con nuestro seguro de coche, son únicamente un complemento de seguridad en caso de padecer una eventualidad durante un viaje, pero nunca pueden ser utilizados como una justificación que supla un defectuoso mantenimiento de nuestro vehículo.

Si no queremos tener sobresaltos estas vacaciones debemos seguir unas sencillas pautas para comprobar el correcto mantenimiento de nuestro coche, así que, antes de ponerte en carretera es importante que revises lo siguiente:

Los amortiguadores garantizan la estabilidad del coche motivo por el que al menos una vez al año o cada 20.000 kilómetros deben ser objeto de revisión.

En cuanto a los neumáticos debemos controlar en especial su presión y desgaste, aspectos esenciales para la seguridad del coche.

Los frenos son otro de los elementos de seguridad esenciales, conjuntamente con amortiguadores y neumáticos, debes ser revisados al menor ruido y como mínimo una vez al año.

Los filtros de aceite y los filtros de aire, son otro de los componentes que debe ser controlados al menos una vez al año. Los filtros de combustible deben revisarse asimismo cada vez que el coche entre en el taller.

El cambio de aceite varía en función del coche, pero la norma general establece que como mínimo cada 15.000 Kilómetros debería ser objeto de cambio.

El sistema de iluminación del coche es un elemento clave para la seguridad vial, motivo por el que es imprescindible que todas las luces están en perfecto estado.

La correa de distribución debe ser repuesta acorde con los consejos del fabricante del coche, siendo muy difícil conocer su estado de conservación por los conductores, salvo por el taller reparador, su rotura significa siempre una avería complicada en el motor y de coste elevado.

El tubo de escape es también un elemento que pese a pasar desapercibido por los conductores tiene importancia, puesto que una fuga en el tubo de escape puede suponer falta de potencia en el motor o incluso puede suponer peligro de incendio para el coche.

Por último, aspectos simples y que pueden pasar desapercibidos, como las escobillas de los limpiaparabrisas, tiene también su importancia especialmente si están en mal estado y atravesamos con el coche una lluvia copiosa.

Una vez hayamos seguidos estos consejos y tengamos el coche en perfecto orden de revisión, solo nos quedará pasar unas buenas vacaciones viajando con nuestro coche.

SI además faltan algunos meses para que tengas que renovar el seguro de tu coche te invitamos a que nos visites y busques el mejor seguro con el mejor precio. Nosotros nos encargamos de todo.

Deja un comentario (al hacerlo el usuario consiente el envio de comunicaciones comerciales por parte de Segurosbroker. ver: Advertencias Legales )