El seguro de hogar en situaciones de robo, atraco y hurto.

2

En estas fechas con puentes y vacaciones a la vista parece necesario recordar la manera de estar protegidos gracias al seguro de hogar en situaciones de robo, hurto o atraco, sobre todo cuando nos encontramos fuera de nuestra vivienda.

Es habitual encontrarnos en lugares de gran concentración de personas, y sólo por este hecho, un simple despiste que tengamos puede favorecer que nos sustraigan cualquier pertenencia, o con un simple tirón nos sustraigan el bolso o cosas que lo contengan, y con tanta muchedumbre no poder reconocer a quien nos lo sustrajo o poder intentar defendernos de quien nos realiza el robo.

Ante estas situaciones podemos estar protegidos por un seguro de hogar, pero… ¿a quién protege el seguro? ¿Sólo al titular? No, el seguro multiriesgo hogar no solo protege al Asegurado principal sino también a los miembros de la unidad familiar que con él conviven.

Ante esto es importante que sepamos diferenciar entre lo que es un robo un hurto o un atraco.

El robo es la sustracción de los bienes de una persona produciendo un daño a las cosas que lo contienen.

El hurto es la sustracción limpia sin producir ningún tipo de daño, esto es, que el propietario ni siquiera se dé cuenta de la sustracción mientras se está produciendo.

Y el atraco es la sustracción con violencia o intimidación a las personas.

El seguro de hogar fuera de la vivienda no cubre el hurto, sólo si se produce la sustracción con violencia o intimidación a las personas, por tanto no estará cubierto por ejemplo situaciones como las siguientes:

  1. Sustracción de una cartera del bolso que se porta, sin que lo perciba su propietario.
  2. Sustracción de un móvil depositado encima de una mesa, que por descuido se pierde de vista y cuando se percata ya no está el teléfono ni se sabe quién lo ha cogido.
  3. Y otros hechos similares que se producen en descuidos del propietario o propiciados por la muchedumbre.

Por el contrario sí están cubiertos:

  1. Sustracción del bolso que se lleva en el brazo, por un tirón.
  2. Sustracción de un teléfono móvil mientras se escribe un mensaje porque alguien nos lo quita de las manos.
  3. Sustracción de las bolsas con las compras recién realizadas por tirón.
  4. Sustracción de los bienes por intimidación a las personas que los llevan consigo, incluyendo el dinero en efectivo.
  5. Y otros hechos similares

Ahora que ya tenemos una idea de lo que sí tendríamos cubierto por el seguro de hogar, es importante saber cómo nos cubre nuestro seguro y si no lo tenemos aún, analizar entre diferentes opciones para contratar la mejor opción.

En Segurosbroker nuestros asesores te ayudarán a elegir la mejor opción para tus intereses.

2 comentarios

  1. Antonio Álvarez Ruiz en

    Buenas tardes.
    Mi nombre es Antonio Álvarez Ruiz.
    Ya he dejado algunos comentarios anteriores relacionados con seguro de hogar.
    En esta ocasión mi comentario es sobre ¿Que se puede hacer si durante la vigencia de la póliza de un seguro de hogar, se solicita a la compañía aseguradora, en mi caso, “Mapfre”, que efectúe inspección para posible reclamación por daños de agua de la red de abastecimiento, sin que la aseguradora conteste, o visite la vivienda durante un mes de la solicitud de inspección?, teniendo en cuenta que existe solicitud del contratante, (yo) de no renovación de póliza, cuando aún faltan 6 meses para la finalización del período anual de la misma.

    • Hola Antonio,
      Muchas gracias por sus palabras esperamos que nuestras recomendaciones le ayuden.
      EN relación a su pregunta: Si su petición la ha realizado por escrito, la compañía no puede negarse a atender sus peticiones legítimas, relativas a siniestros ocurrido durante la vigencia de su contrato. Es decir, podría usted solicitar este mismo servicio a su compañía, incluso después de anulada la póliza. Cualquier siniestro ocurrido durante la vigencia de una póliza debe ser atendido por la compañía que amparaba esa póliza.
      La ley de Contrato de Seguro, 50/1980 indica en su artículo 23:
      Las acciones que se deriven del contrato de seguro prescribirán en el término de dos años si se trata de seguro de daños y de cinco si el seguro es de personas.
      Es decir, tiene usted dos años para exigir a su compañía que atienda sus obligaciones y aparentemente ya lo ha hecho, lo que interrumpe ese plazo.
      Dado que el servicio que usted solicita es el de “Reclamación de daños”, verifique primero que esa garantía está en su póliza y los términos de esa cobertura, que seguro amparará su pretensión de reclamación.
      Si la compañía no quisiera asumir esa gestión, puede usted presentar un escrito de reclamación a la figura del Defensor del Cliente, cuyos datos figuran en su póliza y en caso de no obtener una respuesta satisfactoria, puede a continuación presentar una reclamación al Servicio de Reclamaciones de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones (www.dgsfp.mineco.es), donde dictaminarán sobre el asunto.
      Finalmente, si después de solicitar la intervención de su compañía, esta la desestimara, por considerar que no puede prosperar o es infundada, podría usted realizar la reclamación por su cuenta y a su cargo, y si finalmente tuviera éxito, repercutir a su compañía, dentro de los límites de gasto por “reclamación de daños con abogados externos”, de su póliza, los costes del proceso de reclamación en que usted hubiera incurrido.
      Un saludo.

Deja un comentario (al hacerlo el usuario consiente el envio de comunicaciones comerciales por parte de Segurosbroker. ver: Advertencias Legales )