Los daños por agua en el seguro de hogar.

0

Las pólizas de seguros de Hogar de las distintas compañías de seguros del mercado, difieren poco en el tipo de garantías que habitualmente se incluyen como garantías básicas, pero es importante  conocer el concepto de las mismas, ya que ahí es donde pueden surgir diferencias.

La garantía de Daños por Agua, es una de las que presenta un mayor índice de siniestralidad, por ser juntamente con la de Daños Eléctricos, una  de las garantías más expuestas a sufrir daños en las viviendas.

La garantía de Daños por Agua, cubre los daños materiales que se hayan causado por acción del agua, directamente a los bienes asegurados.

La matización directa o directamente que utilizan las compañías es muy importante, por cuanto en muchas ocasiones existen también perjuicios o daños consecuenciales, producidos de manera indirecta.

Daño directo es, a modo de ejemplo, el daño causado por la rotura de una conducción de alimentación de agua sanitaria o un desagüe que produzca una afectación por humedad a una pared. Pero en ocasiones esta relación causa efecto no está tan clara y es entonces cuando surgen dudas sobre las coberturas.

Por ejemplo, si un circuito  de refrigeración, calefacción o alimentación de agua sanitaria, sufre una pérdida de agua y a consecuencia de la misma,  las instalaciones o aparatos conectados quedan dañados por falta de suministro de agua, sea una bomba o un calentador. ¿Son un daño directo?

La respuesta es no, son un daño consecuencial.

¿Quedarían cubiertos los daños a estas instalaciones?

Ya tenemos un problema, deberíamos acudir a la definición que cada compañía establece como límite de cobertura de Daños  por Agua, así como sus límites y exclusiones.

A priori, si hiciéramos caso  exclusivamente de la definición antes apuntada de Daños por Agua, al no ser un daño directo por efecto del agua, sino un daño consecuencial, no estarían cubiertos bajo póliza.

Busquemos después  un supuesto al azar y si la compañía desglosa las posibles causas susceptibles de cobertura por Daños por Agua.

– Fugas accidentales derivadas de roturas, embozos o heladas.

– Roturas  de conducciones de agua, de distribución o desagües.

– Daños por agua a consecuencia de roturas en instalaciones fijas de decoración y ornato, como acuarios.

– Fugas procedentes de roturas en las instalaciones de calefacción o de aparatos de uso doméstico conectados a la red de suministro o evacuación de aguas.

– Omisión de cierre de grifos.

– Daños por agua procedentes de viviendas contiguas o superiores.

En ningún caso, si observamos el detalle que antecede, se habla de daño material a la propia instalación, sino de los daños causados por el agua de manera directa al resto de elementos que se hallan en contacto.

En cualquier caso y si surgen dudas al respecto nuestros asesores les pueden ayudar. En Segurosbroker estamos a su disposición.

 

Deja un comentario (al hacerlo el usuario consiente el envio de comunicaciones comerciales por parte de Segurosbroker. ver: Advertencias Legales )