¿Merece la pena un seguro a todo riesgo para la moto?

0

Pues como todo, depende. Lo primero hemos de tener claro que un seguro a Todo Riesgo para la moto es difícil encontrar puesto que no suele ser lo habitual. A pesar de ello, es igual que para el coche. Lo podemos tener Todo Riesgo o Todo Riesgo con Franquicia.

En cualquiera de las dos modalidades, los daños que nosotros mismos podamos causar a nuestra motocicleta, siempre estarán cubiertos. Es decir, si aparcando la moto, esta se nos cae al suelo y de rompe el retrovisor y dobla el tubo de escape, dichos daños dado que no hay un tercero al que reclamar porque ha sido nuestra culpa, quedaran cubiertos por nuestro seguro a Todo Riesgo. La diferencia está, en que si tenemos franquicia por ejemplo de 300€, y la reparación es de 1.000€, nosotros pagaremos 300€ y la compañía de seguros, los otros 700€. Si fuera Todo Riesgo sin franquicia, la compañía pagaría íntegramente los 1.000€ y nosotros nada. Lógicamente los seguros a Todo Riesgo suelen ser siempre más caros que los Todo Riesgo con Franquicia.

Lo ideal es poder comparar, porque en ocasiones te encuentras un Todo Riesgo a precio de un Terceros Ampliado. Para ello nada mejor que ponerte en contacto con nosotros y te mostraremos las mejores ofertas.

En cuanto a si ¿merece la pena un seguro a Todo Riesgo, con o sin franquicia para nuestro moto?,  en nuestra opinión has de tener en cuenta las siguientes consideraciones antes de decidirte:

1º.- ¿Es una moto nueva?

Si es nueva, siempre merece más la pena que si tiene más de 2 años.

2º.- ¿Qué valor tiene la moto?

En el momento de asegurarla, hemos de mirar el valor real de la motocicleta. En nuestra opinión, si la moto tiene un valor real superior a 10.000€, es recomendable los dos primeros años un seguro a Todo Riesgo, con o sin franquicia.

3º.- ¿Dónde aparcas habitualmente la moto?

No solo hemos de pensar donde la aparcamos por la noche, si no también durante el día mientras estamos trabajando.  Las motos son mucho más fáciles de robar que un coche y por lo tanto son más susceptibles de ser robadas. Si es una moto con un valor real alto y además va a estar la mayoría del tiempo aparcada en la calle, recomendamos sin duda un seguro a Todo Riesgo.  A pesar de que esta cobertura también la ofrecen los seguros a Terceros Ampliados.

4º.- ¿Viajamos mucho con la moto?

Si es una moto que no solo vamos a usar a diario, sino que además es un elemento de ocio y viajamos con ella, cobra más sentido asegurarla a Todo Riesgo, con o sin franquicia. Ya que cuando viajamos no sabemos bien donde vamos a poder aparcar  la moto y a lo mejor algún día hemos de dejarla a la “intemperie” con las consecuencias que ello puede tener. Además, dependiendo de la compañía que escojamos, algunas te cubren incluso elementos como las maletas o GPS que pueda llevar la moto.

5º.- ¿Kilómetros al año?

Si vamos a hacer muchos kilómetros al año, lógicamente las posibilidades de sufrir algún daño propio, se incrementa.

6º ¿Accesorios?

Si nuestra moto además dispone de un gran número de accesorios tanto de serie como no, y queremos que estén cubiertos en caso de daños o robo, será imprescindible entonces un seguro a Todo Riesgo y en este caso si se puede, sin franquicia.

Además, no solo hemos de tener en cuenta los accesorios de la motocicleta, sino la equipación del motorista. Hay compañías como Reale, que cubren los daños que podamos sufrir en nuestra equipacion, casco, botas, mono, etc…

Esperamos haberte resuelto tus dudas, o al menos aportado más datos para que tomes una decisión.

En cualquier caso, no dudes en contactar con nuestros expertos, ellos te atenderán para solucionarte las dudas y te ayudarán a elegir el seguro que más te conviene.

Y si quieres saber lo que te puede costar el seguro para la moto aquí tienes nuestro comparador. Compara entre las mejores compañías y elige el mejor seguro.

Deja un comentario (al hacerlo el usuario consiente el envio de comunicaciones comerciales por parte de Segurosbroker. ver: Advertencias Legales )